Averías que provocamos los propios conductores

96 120 06 57
Averías que provocamos los propios conductores

Todas las semanas pasan por los talleres multimarca de Silla varios vehículos afectados por averías más o menos graves, averías que, en muchos de los casos, están originadas por los malos hábitos que tienen muchos conductores y que o son conscientes de ellos. Descontando las revisiones periódicas y algunas de las reparaciones de carrocería podemos decir que la causa de la mayor parte de los problemas mecánicos de un coche es la persona que lo conduce.

Muy pocos conductores pensando erróneamente que ahorran en combustible, no conectan el aire acondicionado del coche en todo el verano. No son conscientes que al no hacerlo, conducen con las ventanillas bajadas y eso sí es algo que dispara el consumo. El aire acondicionado necesita conectarse, también incluso en los meses de invierno para evitar averías.

A los talleres multimarca de Silla llegan todos los meses varios vehículos con problemas en la suspensión delantera. Suele tratarse de conductores que enfrentan los resaltes de la carretera que se han colocado para que reduzcamos la velocidad, acelerando en lugar de frenando. Esos impactos suelen ser la causa de los problemas en la amortiguación.

Una costumbre muy extendida es el de mantener el pie sobre el pedal del embrague mientras el coche está circulando. En esa postura terminamos por reposar el pie en el pedal y ejercemos una ligera presión sobre los discos de embrague, presión que, al cabo del tiempo provocará un desgaste en los discos que harán que el coche escupa algunas marchas.

Hay muchas otras averías que podemos causar a nuestro coche con nuestros hábitos al conducir.  El próximo día que nos traigas tu coche a Talleres Crisenti Motor podemos hablarte de ellas.  

haz clic para copiar mailmail copiado